Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

jueves, 5 de diciembre de 2013

La hoguera de la Concepción

Arco de la Concepción (Foto Toño García)
Es posible que en Mansilla se celebrara la conocida y tradicional hoguera de San Juan, que como en tantos otros sitios llegaba enraizada a la danza del fuego y su ceremonial de cantos, saltos y carreras por entre las llamas y los rescoldos del fuego. A este rito singular solía seguir la enramada o colocación de ramos en las ventanas y balcones de las casas donde había chicas jóvenes en edad de merecer.

Traigo esto a cuento, porque la hoguera que yo llegué a conocer se celebraba siempre la noche del 7 de Diciembre en el Barrio de la Concepción, a los pies del altar que coronaba una pequeña Inmaculada en el propio Arco de la Muralla, entre las calles Cuatropea y Tenada. Allí se hacia una gran hoguera, que era signo de vitalidad y renovación, promocionada por la juventud del Barrio y a la que asistía todo el pueblo siguiendo una tradición secular que cantaba, saltaba, y en las brasas asaba patatas, castañas y hasta algún chorizo, que luego se comía en fraternal camaradería, acompañado de la típica bota del vino de la tierra.

F. Llorente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.