Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

martes, 1 de abril de 2014

Cuaresma en Mansilla


Domingo de Lázaro Tortillero en Fuente de los Prados

"De siete hermanas que somos, la primera que nací. Mas…
si soy la más pequeña, ¿cómo puede ser así?"

Todas las adivinanzas tienen truco. Y más las populares. En los pueblos se juega (jugaba) mucho con los dobles sentidos de las palabras y de las cosas. Y era un concurso de ingenio, esto de las adivinanzas...
Un amigo de Mansilla (T.G.C.) me ha disparado la adivinanza que va en el título. Y yo, receloso y suspicaz, me ha parado a pensar; cosa que acostumbro. Pero esta vez he sido torpe, pues no he acertado. Aunque anduve "caliente, caliente", como decíamos de niños... Yo tiré por "la cuaresma", y sus siete semanas. La primera nace (cuando nace la cuaresma) el Miércoles de Ceniza, y por eso es la más pequeña... Pero, según parece, los tiros no van por ahí. Me aclaró el amigo que "es por el mes de Abril, donde están las siete hermanas. "Ana, Badana, Rebeca, Susana, Lázaro, Ramos y en Pascua estamos. Lázaro, por aquí, domingo tortillero (día de juntar los huevos)". He de reconocer que yo de esta explicación "npi". Mas, yo soy muy curioso y me pica, me pica...

La explicación más socorrida es la que atribuye, en las distintas tradiciones populares, los domingos de la cuaresma a estos siete nombres. Y en casi todas las versiones tienen los mismos argumentos, o muy parecidos. Y la misma raíz: una especie de letanía memotécnica para hacer un calendario del tiempo cuaresmal. Y el mismo sentido didáctico, o de catequesis... desde casa. 

- "Ana" (la más pequeña, y la primera) es el primer domingo de cuaresma, próximo aún a Las Candelas, a San Simeón y a Santa Ana.
- "Badana" (el segundo) parece ser una meditación sobre los latigazos de Jesús a los mercaderes del templo, "zurrando la badana". Hoy haría mucha falta.
- "Rebeca" (el tercero) es un recurso a la picardía de Rebeca, esposa de Jacob, ("In illo tempore, dixit Rebeca...") que preparó unos deliciosos cabritos al horno para su marido, para que este se los llevara a su padre Isaac, y así adelantarse en preferencia a su hermano Esaú...
- "Susana" (la cuarta) era "la casta", a prueba de las tentaciones de algunos viejos verdes, que luego la difamaron.
- "Lázaro" (el cuarto) ... - no sé muy bien a cuenta de qué se cuela un hombre - es el adelanto de la resurrección, que dicen que pasó al amigo de Jesucristo.
- "Ramos" (el sexto) es el Domingo de los Ramos, día de palmas, vítores y aplausos... que luego se cambiarían por crucifixión en el Calvario.
- "Pascua" (séptimo) por fin... a la que por fin llegamos.

En el tiempo de la cuaresma, de ayunos, vigilias y penitencias, se buscaban algunos paréntesis de descanso, recurriendo generalmente a los placeres de la mesa y de los platos. "Rebeca" nos mata unos cabritos, con la disculpa de conseguir para Jacob una buena herencia; Y "Lázaro", en muchos pueblos y comarcas, se convertía en una comilona tortillera y comunitaria, "donde se juntan todos los huevos", y se buscan todas las compañías más deseadas, (algunas poco confesables), para enfrentarse a la austeridad del invierno (que se acaba), y de la cuaresma, demediada. Podríamos decir que era este "domingo de Lázaro" un "botellón" de tiempos antiguos, con la sana intención de "resucitar", - con tortilla y con vino - a muchos muertos, en Betania...

 " En Mansilla de las Mulas, el domingo tortillero, o domingo de Lázaro (domingo antes de Ramos) antiguamente se salía a comer la tortilla en pandillas, bien fuse de chicas solas, chicos solos, o chicas y chicos. Siempre estaban mejor preparadas las chicas; los chicos más bien andábamos a ver como las podíamos “afanar” la tortilla o parte. Esa tarde La Caldera, La Fuente de los Prados O EL Sotico, se llenaba no solo de pandillas, sino también de familias enteras que salían a degustar la dichosa TORTILLA en el campo (si hacía bueno, si no al amparo de la lumbre de alguna cocina.)
Como se solía decir, "a juntar los “güevos”...


Hasta para comer una tortilla en el campo, los mozos (y las mozas) iban de punta en blanco...
Texto: Alfredo Escalada
Fotos: Toño Ceballos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.