Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

domingo, 3 de agosto de 2014

Bondad

“¿Quién dice que se olvida? No hay olvido”
(Cernuda)

Esto no es literatura, no es poesía, no es retórica. Esto es desahogo, homenaje, casi pura información. Sí, que lo sepáis.
El hombre más bueno del mundo ha muerto. Lo sé muy bien: no es hipérbole ni frase hecha. ¿Y ahora, qué?
Merecía él, tras regalar bondad, callar, reposar, dormir… De acuerdo, pero ¿y los demás? ¿qué hacer, cómo vivir?
Ojalá supiera yo suplicar al cielo en lugar de maldecir a la tierra, al cosmos y a esta vida amarga, injusta, cruel.
El hombre más bueno ha muerto: hoy este jodido mundo es un poco peor y yo estoy un poco más solo.
No hay explicación, no hay consuelo. Todas las lágrimas juntas de los que le conocimos jamás podrían llenar su vacío inmenso.
Lloro, maldigo, protesto. Busquemos al siguiente hombre más bueno del mundo; el primero, ya digo, ha muerto.


Javier

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.