Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

viernes, 3 de agosto de 2012

Estrella de ayer


Sucede que una vez hubo una sala de fiestas, una espectacular sala que era como una estrella ingente que guiaba la vida de la villa. Alumbraba la noche, con cientos de luces y miles de almas (o viceversa), y en sus rincones tantas parejas se fundieron y fundaron -sin pensarlo, tal vez- sus planes, sus familias, su futuro.

La más popular de las discotecas de la provincia era visitada semanal y preceptivamente por  jóvenes y mayores, estudiantes refinados o toscos obreros, de cerca y de lejos, curiosos ocasionales o asiduos parroquianos. Todos.

Sucede que el paso del tiempo –colérico, inclemente- dejó huella cruel entre sus paredes: en vez de rumbas, silencio, en lugar de cálidos abrazos, humedad, en vez de lucecitas, desconchones. Melancolía insuperable donde había romances incipientes. Lo que fue vida, noche alegre, fiesta y esplendor es ahora decaimiento, convalecencia, vejez. Nostalgia, finalmente.

Y la rutilante estrella de ayer, de antes, de anteayer, ha quedado atrapada por las telarañas de hoy, de aquí, de ahora. ¿Quién dijo que el tiempo pasa que es una bendición? Mentira, pasa que es una adversidad, una canallada.

Javier Cuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.