Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

jueves, 6 de agosto de 2015

Vinieron a despertarme

Vinieron a despertarme justo en el momento en que Madonna se ponía a chupar. Aporreaban la puerta con unas maneras que hasta la tía se asustó. Se me había aparecido en mitad del sueño, así y como quien no quiere la cosa, con un corpiño de lentejuelas untadito al cuerpo y la sonrisa emputecida de carmín. No tuve que insistir mucho para que me la acercara. Experimenté un cosquilleo que sólo los sueños saben. Y justo ahí, hay que joderse, empezaron con los golpes en la puerta. Pum pum pum pum. “Ve a abrir” me sugirió Mandonna con la boquita fruncida. “Ve a abrir”. Pum pum pum pum. “Ve a abrir, que parece que algo se está quemando”. Con la rapidez de un bombero, vaya la manguera por delante, salté de la cama. “Ya va, ya va”.


Así comienza el libro de Montero Glez `El almanaque incendiario´. Es verdad que luego decae, pero el arranque es brutal, ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.