Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

viernes, 26 de octubre de 2012

Rey en el punto de mira


Sí, definitivamente las pintadas dan mucho juego. Pueden ser una fuente inagotable de inspiración. Esta puede verse en la calle San Pablo del barrio de El Ejido. Y contiene un mensaje que es casi un mandato: al cura y al borbón, pólvora y perdigón. Algo se mueve en este país cuando son cuestionadas dos de las instituciones secularmente intocables, el clero y la monarquía (había otras como el ejército o la judicatura, que también han ido cayendo).

Lo más llamativo es lo del Rey, porque en poco tiempo ha pasado de figura respetada a estamento repudiado. Él y la Casa Real, todos. Como detonante, ciertas frivolidades: cacerías, negocietes, demandas de paternidad, amistades peligrosas, bastarditos, comilonas, palacetes, grandes proles y abultados presupuestos. Deslices e irresponsabilidades de “Su Majestá y CIA”, en una época de merma y sacrificio popular. Sin perdón.

Pero, fechorías aparte, hay algo todavía más preocupante para que el espigado chaval del monarca evite en el futuro -también él- la larga cola del Inem: el creciente sentimiento antimonárquico y los anhelos de republicanismo entre la gente joven, que va gritando por la calle cosas como “juan carlos, acelera, que viene la tercera”.

Javier Cuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.