Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

viernes, 15 de febrero de 2013

Declinante Carnaval

Hasta hace siete u ocho años había cuatro comparsas de Carnaval en Mansilla, hace un par de años ya sólo quedaba una, ahora no existe ni esa siquiera. En poco más de un lustro han desaparecido todos los grupos que mantenían viva una fiesta con mucho colorido (ver foto de 2007) y cierto renombre en la provincia. Eran comparsas muy activas, lideradas por algunos entusiastas que comprometían a niños y mayores para inventar trajes vistosos, coser, ensayar, bailar, participar en desfiles y ganar premios muchas veces. Pero, sea porque se cansaron los que tiraban del carro, porque faltó el impulso público o porque el signo de estos tiempos es el desencanto, el hecho es que todo aquello lamentablemente desapareció.
Tal vez no sea esta la mayor pérdida para una villa pero es un mal síntoma y lo preocupante es que puede no ser lo último que se tambalee o perezca. En asociaciones, peñas, clubes o cofradías no parece cuajar el lógico relevo generacional. Y cada vez que algún evento, feria o fiesta deja de celebrarse o decae notablemente, una pequeña parte del todo muere, la vida en la localidad se deteriora, el equilibrio y el dinamismo se resienten. El apoyo institucional puede ayudar pero no sustituye a la iniciativa particular o ciudadana. Los cambios han de producirse de abajo hacia arriba. Revertir la tendencia es más tarea del pueblo que de sus dirigentes. Es mi convencimiento.
Javier Cuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.