Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

lunes, 1 de abril de 2013

Pequeñas cosas bien hechas

Seamos benévolos. Igual podríamos haber titulado a contrario sensu: “grandes cosas mal hechas”.

También sin pasión uno es capaz de apreciar la Pasión. Y puede ser impactante incluso para un escéptico. A pesar de la distancia digamos emocional respecto al rito, se puede valorar si algo está bien hecho o no tanto. Estamos hablando de la Semana Santa, desde luego. Conviene que el verdadero devoto haga una escapada –por ejemplo- un Viernes Santo a Zamora. Por cotejar, más que nada. Allí todo es recogimiento, silencio, decoro, suavidad, la música es delicada, los tambores no se aporrean, se cuida el recorrido, las calles están limpias y se disimulan los elementos que desentonan, la gente no cruza de un lado a otro cuando desfilan los pasos, no hablan, no gritan, no sueltan a los niños, el vestuario es impecable y la organización y el escenario y la ambientación… Mientras tanto aquí -en León y provincia- hay excesivo ruido, barullo, descuido, interferencias y falta de respeto en torno a esos actos, los más simbólicos de estas fechas, que a veces parecen más bien procesiones de los horrores por tantos aspectos disonantes (calzado, vallas, contenedores, andamios…) Ese es el balance comparativo.

Vayan, a modo de muestra, algunas fotos de Mansilla (en detalle) para saber a qué nos referimos. Eso en cuanto a imágenes; de voces, ruido de coches o móviles sonando, ya ni hablamos.

Jesús Zapatero

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.