Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

jueves, 1 de mayo de 2014

El cubo


Te veo y contemplo / que ya no eres el mismo / tu estructura debilitada / no oculta el paso del tiempo / olvidado por un entorno / donde todo es historia.

Guardián impertérrito / de noche y de día / siempre has estado / soportando la calumnia / al no respetar el sueño / que el paso del tiempo te otorga.

Esas piedras agrietadas / quemadas y descoloridas / son la historia viva / de cubos y murallas / que rodearon a una villa / y ahora… no son respetadas.

Siempre que os recuerdo / me lleváis a mi niñez / en la mente esos juegos / de fieles y asiduos guerreros / envueltos en la idea / de la luz, de un sueño.

Todos inventamos de pequeños / los cubos y las murallas / tenían vida propia y ajena / se hacían a nuestra presencia / observando cada movimiento / para no dañar sus elementos.

El misterio de los cubos / hace hablar en silencio / pensando al mirarlos / lo mucho que ellos dieron / cuando más lo necesitaron / las humildes gentes del pueblo.

Texto: Manolo Francisco

Foto: Toño Ceballos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.